¿Qué piensas sobre la educación? (Pregúntale a tu candidato)

Escrito por JUAN ALFONSO MEJÍA LÓPEZ el 03 Enero 2018. Publicado en Blog de Mexicanos Primero | Vistas del artículo: 515

Publicado en El Heraldo 29|12|2017

¿Conoce Usted la propuesta del aspirante o la coalición de su preferencia a la presidencia de la República en materia educativa? Seguramente NO, por una sencilla razón: porque no tienen.

El periodo de la “precampaña” se utiliza para cortejar a sus distintas bases partidarias, lo que no quiere decir que deba estar falto de contenido.

Por el contario, es ahora donde las coaliciones forjan la identidad con la que se presentarán mañana frente al electorado. Pretender convencer a la ciudadanía de la veracidad de una propuesta cuando ni su base partidaria se identifica con ella, es un error de cálculo estratégico por donde sea vea.

Me gustaría pensar que en los equipos de campaña se está tomando en serio el tema educativo, pero si no fuera el caso, habría que ayudarlos haciendo las preguntas correctas.

Los planes y estrategias que comprenden el “nuevo modelo educativo” presentados a lo largo de 2017, por ejemplo, representan un planteamiento de qué es importante para nosotros como sociedad: la equidad, la inclusión, la interculturalidad, el plurilingüismo, la investigación, la diversidad, la autonomía, el interés y la participación de las niñas, niños y jóvenes. ¿Qué quiere – o por lo menos qué afirma querer la coalición que Usted representa?

En el proceso de transformación educativa en marcha, los “cómos” resultan tan importantes como los “qués”; mientras en el primer caso obtenemos una “guía” sobre hacia dónde nos dirigimos, en el segundo nos concentramos en “la manera” de llegar ahí.

¿Cómo dotará al sistema del andamiaje necesario para fomentar los cambios que se quieren ver? ¿Cómo traducirá las aspiraciones en políticas educativas concretas?

¿Cómo promoverá en los agentes de cambio el desarrollo del compromiso y de las capacidades necesarias para implementarlas?

La transformación del sistema educativo sólo tendrá sentido en la medida en que cambian prácticas – en el aula, en la escuela y en el sistema, de l@s maestr@s, pero también de l@s funcionari@s y de nosotr@s mism@s. Y eso sólo pasará cuando el programa deja de ser “propiedad” del gobierno, para ser abrazado por la sociedad en su conjunto. ¿Qué política pública propondrá para alcanzar esta aspiración?

En una sociedad democrática, lo público forma parte de nuestra “riqueza común”, de nuestra responsabilidad compartida con “el otro”, el espacio donde juntos creamos y recreamos el valor de nuestra ciudadanía. Al tratarse de un derecho habilitante, como es el caso del

Derecho a Aprender, la responsabilidad es aun mayor; sin educación será difícil garantizar el ejercicio pleno a otros derechos como a la participación, a la salud o al trabajo, mucho menos combatir seriamente la corrupción, la inseguridad, la desigualdad social o la pobreza

Acerca del autor

JUAN ALFONSO MEJÍA LÓPEZ

JUAN ALFONSO MEJÍA LÓPEZ

¡Deja un comentario!

Para comentar, escribe tu nombre y correo electrónico,