boletin-de-noticias¡SUSCRÍBETE AQUÍ Y RECIBE
EL BOLETÍN DIARIO EN TU CORREO!

  • Noticias
  • Eventos
  • Campañas
  • Blogs y más

NOTICIAS DE HOY

Agreden y discriminan en la escuela a 6 de cada 10 estudiantes gays, alerta la Unesco

La Jornada | 28.julio.2017

Al menos seis de cada 10 alumnos homosexuales, bisexuales o transexuales han sufrido actos de discriminación o prejuicio en sus centros escolares. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) advierte en un informe global que 51.2 por ciento también sufren violencia de género en su entorno familiar, 37.7 por ciento en su comunidad y 29.8 por ciento en su círculo de amigos.

En el documento Abiertamente. Respuestas del sector de educación a la violencia basada en la orientación sexual y la identidad/expresión de género, destaca que los alumnos a quienes se considera que no se ajustan a las normas sexuales y de género imperantes son más vulnerables, por lo que están expuestos a violencia física, sexual y sicológica y bullying, el cual puede ocurrir en las aulas, los patios de juegos, los baños, en el camino a la escuela y en línea.

Los centros escolares, expuso, deberían ser espacios donde niños y adolescentes puedan aprender y desarrollarse sin amenazas, pero la información disponible indica que la violencia en estos establecimientos es un problema mundial, pues el Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños, elaborado en 2006, reveló que la violencia afecta principalmente a los estudiantes cuyos pares consideran que no encajan con las normas prevalentes de sexo y género.

Al realizar un análisis global integral sobre la violencia basada en la orientación sexual e identidad/expresión de género en las escuelas y las respuestas vigentes por parte del sector educativo, la Unesco detectó que los estudiantes que son o se consideran lesbianas, homosexuales, bisexuales y transgénero (LGBT) informan de modo consistente una mayor prevalencia de violencia comparada con la que sufren sus pares, que no son LGBT.

Esto incluye a quienes no encajan con las normas o estereotipos de masculinidad o femineidad, se identifiquen o no con una orientación distinta a la heterosexual.

El informe señala que a la violencia basada en la orientación sexual y en la identidad/expresión de género se le llama violencia homofóbica y transfóbica, pues se basa en el miedo, la incomodidad, la intolerancia y el odio hacia la homosexualidad y hacia las personas sexualmente diversas y transgénero, por lo que se considera como una violencia de género en la escuela, ya que es resultado de normas de género y estereotipos existentes.

Las cifras dadas a conocer por la Unesco destacan que mientras 7 por ciento de los alumnos que se definen como heterosexuales reportan casos de bullying, la cifra se eleva a 15 por ciento para las alumnas lesbianas; 24 por ciento para los estudiantes varones bisexuales y e 48 por ciento para los gays.

El impacto de la violencia homofóbica y transfóbica, alerta la organización multinacional, involucra impactos en el desarrollo y logros académicos, pero también en la salud física y emocional de los alumnos LGBT, pues aquellos que estudian en ambientes inseguros donde son blanco de la violencia suelen sentir miedo cuando están en la escuela, evitar algunas actividades como debates y preguntas en clase, suelen ausentarse del plantel o abandonar sus estudios, y tienen resultados académicos inferiores a los de sus pares.

También se ven expuestos a padecer tasas más elevadas de ansiedad, miedo, estrés, pérdida de confianza, baja autoestima, soledad, daño autoinfligido, depresión y suicidio.

Al respecto, la Unesco recomienda que las autoridades educativas den una respuesta basada en los derechos de niñas, niños y adolescentes, pero también que se les ofrezcan respuestas inclusivas y centradas en el alumno, participativas, adecuadas para su edad y basadas en el contexto, entre otros factores.

Compartir